lunes, 29 de julio de 2013

Cascanueces

Una ves más, una actividad improvisada en casa de mi madre.


Estábamos la peque y yo en el salón y le apagué la tele, porque ya había terminado Dora, que es lo que le dejo ver cuando estamos en casa de la abuela (en la nuestra, la tele no se utiliza como tal).

Empezó a buscar algo con lo que jugar y, como le encanta, cogió la ardilla cascanueces.

Mi madre entró y, al verla, le dijo que si quería una nuez.


Y así empezó la actividad.

Un saco de nueces, papel para el suelo, dos recipientes y el cascanueces fue el material que surgió utilizar.


Una a una, íbamos cascando las nueves, separando las cáscaras de lo que se come y clasificándolo en el recipiente adecuado (que de vez en cuando era la boca, por supuesto).


Lo pasó muy bien y dejamos un buen puñado de nueces listas para hacer un bizcocho o una ensalada. Aunque, ya que estaban allí, a Pirañita le pareció mejor idea comérselas ella.






5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. La verdad es que las nueces estaban un poco secas... :P

      Eliminar
  2. Mmmmm, qué ricas las nueces. Cómo se entretienen con las cosas más simples. El último descubrimiento de mi nena han sido las pinzas de tender, le encantan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocimiento útil. Además, les encanta usar las mismas herraamientas que nosotros. :)

      Eliminar
  3. Muchas veces son las mejores actividades, las que surgen en el momento.

    ResponderEliminar