sábado, 31 de agosto de 2013

18 meses con Cachorrito

Ya llevamos año y medio con la benjamina de la casa fuera del horno.
Está creciendo muchísimo, o esa sensación tengo yo, que la veo pegándose coscorrones en sitios por los que antes pasaba sin problemas. Parece que de altura sigue en su percentil 75, como una campeona.

Sin embargo, estamos alerta, porque ha bajado mucho en el percentil de peso. Ha pasado de estar bastante por encima de la línea del 50 a estar a mitad de camino entre el 25 y el 50. Sé que eso no tiene por qué ser malo, pero voy a estar pendiente para ver si hay algo en su alimentación a lo que haya que prestar un poco más de atención.

Su motricidad general avanza viento en popa. Anda un montón, ya corre y sigue intentando saltar. Le gusta hacer equilibrios y lanzar la pelota. En la piscina, es la reina. Con su manguitos, nada que da gusto. Explorando por sí misma, ha aprendido a impulsarse y avanza despacio, pero seguro. Mi niña aguerrida...

La motricidad fina también va  muy bien. Sus garabatos son cada vez mád complejos y disfruta con actividades que impliquen cucharas, masa, papel, algodones...

Cada vez habla más. Ya utiliza algunas palabras en dos idiomas. De hecho, a veces te pide algo en un idioma y, si no se lo das, te lo pide en el otro.

Lo más confuso es el "pi-pi", que usa indistintamente para referirse a ir al baño o a los medios de transporte. Así que, a veces quiere que le des un coche y acaba en el váter, por si acaso.

En cuanto al control de esfínteres, ya es un "culete feliz". Tiene algún accidente, pero nada fuera de lo normal. Además, hemos desterrado los orinales, aunque a ella le gustaban. Ya lo hace bien en el váter y creemos que es mejor que lo hga ahí. ¡Incluso está haciendo la siesta sin pañal! Eso sí, para las noches, sin prisa.

El verano le ha sentado genial, al.igual que las vacaciones. Ya va tranquila en el coche (hasta ahora lloraba sin cesar desde que montaba hasta que bajaba). Ha sido una gran mejora y nos está permitiendo soñar con excursiones y salidas que antes no eran planteables.

Su relación con Pirañita es maravillosa. Lo pasan genial juntas y se chinchan a partes iguales. Por otro lado, hemos tenido que empezar a trabajar las correcciones de conducta, porque empieza a tener la mano un poco larga. No es una cosa problemática, pero vamos a cortarlo antes de que empiece a serlo.

Es curioso cómo han cambiado las tornas, porque ahora Cachorrito está muy sociable y Pirañita más reservada. De hecho, ha estado siendo la gran conquistadora del verano con sus risas y sus gracias.

Cuando ve otros niños, te informa y los señala, pero su principal interacción con ellos es para decirles: "No". "No cojas eso", "no vengas aquí", "he dicho que no"...

Es una niña feliz y algre, aunque con mucho genio. No es fácil llevarle la contraria y sus perretas son memorables.

Le gusta mucho leer y se ha notado mucho su creciente interés por los libros, que tare a la voz de "quento, quento". Me encanta que a mis hijas les gusten los libros.

Siguen apasionándole Peppa Pig, aunque Dora y Mickey están entrando con fuerza. Creo que màs que ver dibujos, lo que le gusta es reconocer los personajes cuando nos los cruzamos: Una pelota en el parqur, una toalla en la piscina, una colonia en el supermercado...

Ya año y medio... Es raro cómo crecen los segundos. Todo parece ir más rápido y, sin embargo, es difícil recordar cómo era nuestra vida sólo con uno.

¡Cómo la quiero!

4 comentarios:

  1. Holaaaaa, felicidades al cachorrito y a ti.
    Te invito a pasarte por mi blog
    Holaaaaa, tienes un premio en mi blog

    http://rayo05.blogspot.com.es/2013/09/empezamos-un-nuevo-mes-con-muy-buen-pie.html

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entrada el respecto en marcha. Perdona el retraso.

      Eliminar
  2. Mi peque está mas o menos igual con los percentiles. Me dijo el pediatra que es normal que baje el de peso si está en una fase de no parar: correr, saltar, subir y bajar... Yo también lo observo, aunque no me preocupa mucho el percentil.

    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me preocupa demasiado lo de los percentiles. La niña crece, está sana y alegre. ¿Qué más dan esas líneas que no son más que pura estadística?

      Eliminar